La enfermedad del sueño, muy relacionada con la hipertensión