La cafeína podría reducir las arritmias