Así afecta el COVID-19 a pacientes con enfermedad cardiovascular