Soplo


Cuando un médico ausculta el corazón, puede determinar la presencia de ruidos normales que realizan las válvulas al abrirse y cerrarse. De la misma manera, puede presenciar un ruido anormal, propio de la turbulencia de la sangre al circular por el corazón; esto último es lo que se denomina soplo cardiaco.

El soplo cardiaco puede no tener anomalías estructurales del corazón, es decir, que aunque se ausculte un "ruido" anómalo, no hay enfermedad cardiaca. Es lo que se llama soplo inocente o soplo funcional, muy frecuente en niños, que desaparecen con los años.

CAUSAS.

Las causas de un soplo cardiaco son múltiples:

- Congénitos, es decir, de nacimiento. Esto puede ser consecuencia de válvulas estenóticas (estrechas) o insuficientes, o derivado de shunts intracardiacos, esto es, cuando dos cavidades cardiacas independientes están anormalmente comunicadas desde el nacimiento.

- Adquiridos: pueden ser consecuencia de infecciones (fiebre reumática, endocarditis), isquemia cardiaca o degenerativa (es decir, por el envejecimiento de las válvulas).

SINTOMAS.

La mayoría de los pacientes con soplos se encuentran asintomáticos. Es muy frecuente que se objetiven como hallazgo casual en una exploración médica como por ejemplo, en un reconomiento laboral. Aún así, dependiendo de la causa del soplo, puede originar síntomas como asfixia, cansancio, dolor torácico, palpitaciones o pérdida de consciencia (síncope).

DIAGNÓSTICO.

- Exploración física: Una correcta exploración por parte de un cardiólogo experto puede poner de manifiesto la presencia o no de cardiopatía, si bien el diagnóstico definitivo depende de otras pruebas complementarias.

- Electrocardiograma: Permite descartar arritmias, crecimiento de cavidades...

- Ecocardiograma: Es la prueba fundamental para filiar la causa del soplo. Un ecocardiograma permite definir la presencia de valvulopatías, tamaño de cavidades, función del corazón, etc. Además, la función Doppler (presente hoy en día en prácticamente todos los ecógrafos) diagnostica la presencia de estenosis o insuficiencias valvulares, y ayudaría en el posible tratamiento de la enfermedad.

TRATAMIENTO.

El tratamiento del soplo depende de la causa del mismo. Si se trata de un soplo inocente, éste no precisa ningún tipo de terapia. En caso de estenosis, insuficiencias valvulares o shunts intracardiacos, dependiendo de la severidad de los mismos, la cirugía o el tratamiento percutáneo (cateterismo) podrían tener su sitio.