Palpitaciones


Las palpitaciones se definen como una sensación desagradable de latido del corazón. Los pacientes las pueden describir como "latidos rápidos" en el pecho, en el cuello, "vuelco del corazón", sensación de que el corazón "se para", etc.

Son uno de los motivos de consulta más frecuentes en las consultas de urgencias y en las de cardiología.

CAUSAS.

Las causas más frecuentes son las de origen cardiológico, esto es, problemas derivados del corazón, que pueden incluir taquiarritmias, bradiarritmias, cardiopatías (miocardiopatía hipertrófica, prolapso mitral...) o incluso tumores cardiacos como el mixoma. 

Sin embargo, existen otras causas que pueden originar palpitaciones, como son las psicológicas, anemia, trastornos tiroideos, medicamentosos, tóxicos (cocaína, anfetaminas...), etc.

DIAGNOSTICO.

Una correcta historia clínica y una buena exploración física por parte de un cardiólogo experimentado puede descartar patología cardiaca subyacente, ya que hay determinadas características de las palpitaciones que pueden ser un signo de alarma fácilmente identificable por un profesional.

Además una serie de pruebas complementarias ayudan a filiar el origen de las palpitaciones:

- Electrocardiograma: Prueba fundamental, especialmente si se realiza mientras el paciente presenta las palpitaciones, puesto que de esa manera prácticamente da el diagnóstico del cuadro. Pero en situación basal ayuda a descartar cardiopatías o arritmias del enfermo.

- Analítica: Permiten descartar otras causas no cardiológicas de las palpitaciones, como infecciones, anemia o trastornos tiroideos.

- Ecocardiograma: Permite descartar con mucha más fiabilidad cardiopatía estructural, esto es, enfermedades propias del corazón. Especialmente útil cuando la anamnesis o la exploración ponen de manifiesto una probable cardiopatía subyacente.

- Holter de 24 horas: Se trata de un sistema no invasivo que permite registrar el electrocardiograma durante 24 horas para descartar arritmias que no se ponen de manifiesto en un electrocardiograma basal, ya que éste dura habitualmente no más de 30 segundos.

- Existen otras técnicas invasivas como el Holter implantable o el estudio electrofisiológico, que se reservan habitualmente para casos de palpitaciones no diagnosticadas con los métodos estándar arriba mecionados, y que por las características clínicas sugieren causa cardiaca de las palpitaciones.

 

TRATAMIENTO.

El tratamiento de las palpitaciones depende, obviamente, de la causa de las mismas, por lo que el diagnóstico es fundamental.

Así, a veces, precisa tratamiento médico con tratamiento antiarrítmico o ablación de alguna vía anómala en un sala de electrofisiología en casos determinados. 

En casos de etiología no cardiaca, habrá que tratar la causa subyacente (anemia, trastorno tiroideo, trastorno psicológico).